16 de ago de 2016

Ministro acusa Serra de “tentar comprar o voto do Uruguai” para prejudicar Maduro no Mercosul

Uruguai acusa Brasil de tentar ‘comprar’ seu voto contra a Venezuela 


(Atualizada às 16h13) O chanceler do Uruguai, Rodolfo Nin Novoa, acusou o governo interino do Brasil de tentar “comprar o voto do Uruguai” contra o direito da Venezuela de exercer a presidência do Mercosul em troca de futuros acordos comerciais.

A declaração foi publicada nesta terça­-feira no jornal uruguaio “El País”, reproduzindo notas taquigráficas de uma fala do chanceler à Comissão de Assuntos Internacionais da Câmara dos Deputados do país vizinho, em 10 de agosto.

“Não gostamos muito que o chanceler [José] Serra veio ao Uruguai para nos dizer — e o fez em público, por isso digo — que vinham com a pretensão de que se suspendesse a transmissão [da presidência do bloco] e que, além disso, se fosse suspensa, nos levariam em suas negociações comerciais com outros países, como querendo comprar o voto do Uruguai”, disse o chanceler na ocasião.

Serra esteve em Montevidéu em 5 de julho, acompanhado do ex­-presidente Fernando Henrique Cardoso, para reunir­-se com Novoa e o presidente Tabaré Vázquez.

Segundo o “El País”, o chanceler disse, na ocasião, que o Brasil faria “uma grande ofensiva comercial na África subsaariana e no Irã e queria levar o Uruguai — não todo o Mercosul — como sócio”.

Novoa disse que Vázquez também ficou “muito incomodado” com isso. “O presidente disse na cara dele [Serra], clara e inequivocamente: o Uruguai vai cumprir com a normativa e chamar a uma mudança da presidência [do Mercosul]”, afirmou.

À época, o Uruguai exercia a presidência do bloco e queria entregá-­la à Venezuela, seguindo a ordem alfabética que tradicionalmente determina a transmissão do cargo. Serra tentava convencer o país a permanecer na presidência até que uma solução fosse encontrada.

Brasil e Paraguai consideram que Caracas está impedida de liderar o bloco por não ter incorporado todo seu acervo normativo, após um encerramento de quatro anos para fazê­-lo. O Uruguai, entretanto, entregou a presidência dias depois, deixando-­a vaga.

A proposta mais recente, defendida pelo Brasil, é rebaixar a Venezuela à categoria de membro não pleno. E que a presidência seja exercida ou em colegiado ou pela Argentina, a próxima da vez pela ordem alfabética.

Em mais de uma ocasião, Serra disse que o venezuelano Nicolás Maduro não tem condições de liderar o Mercosul porque não é capaz de governar o próprio país.

A Venezuela, por sua vez, diz que há uma “nova Operação Condor” em andamento na região — em referência à coordenação entre ditaduras sul-­americanas para caçar militantes de esquerda na década de 1970. E disse que Brasil, Paraguai e Argentina formam uma “nova Tríplice Aliança”, como a da Guerra do Paraguai, em que brasileiros, uruguaios e argentinos dizimaram o país vizinho no Século XIX.

Novoa disse ainda que Brasil e Paraguai usam argumentos “eminentemente políticos” e que tem o objetivo de “fazer bullying para a presidência da Venezuela”. “Eu digo com todas as letras. Se pulam o jurídico, que é este livro que estou mostrando, que contém o corpo normativo [do Mercosul], e invocando razões que não estão aqui, querem burlar, erodir, fazer bullying à presidência da Venezuela”, disse Novoa. “Essa é a pura verdade.”

O Ministério de Relações Exteriores do Brasil convocou o embaixador do Uruguai no país, Carlos Amorín, para pedir explicações ao diplomata sobre declarações do chanceler uruguaio, Rodolfo Nin Novoa, sobre a transferência da presidência do Mercosul.

serra - mercosul-001

MADURO SE QUEDA SIN APOYOS

El gobierno dice que Brasil lo molestó al intentar “comprar” su voto para aislar a Maduro

“Para qué buscar atajos políticos para saltearnos lo jurídico”, planteó Nin.


El canciller Rodolfo Nin Novoa acusó al gobierno de Brasil de querer “comprar el voto de Uruguay” al pretender que se suspendiera el traspaso de la presidencia temporal del Mercosur a Venezuela, a cambio de futuros acuerdos comerciales.

“No nos gustó mucho que el canciller (José) Serra viniera a Uruguay a decirnos — lo hizo público, por eso lo digo — que venían con la pretensión de que se suspendiera el traspaso y que, además, si se suspendía, nos iban a llevar en sus negociaciones con otros países, como queriendo comprar el voto de Uruguay”, señaló el canciller en la Comisión de Asuntos Internacionales de Diputados, el pasado miércoles 10, según la versión taquigráfica a la que accedió El País.

Acompañado por el expresidente Fernando Henrique Cardoso, Serra llegó a Uruguay el 5 de julio para reunirse con el presidente Tabaré Vázquez y su par uruguayo. En conferencia de prensa, Serra reveló que Brasil haría “una gran ofensiva” comercial en África subsahariana e Irán y quería llevar a Uruguay — no a todo el Mercosur — como “socio”. A su vez pidió al gobierno dejar en suspenso el traspaso de la presidencia del Mercosur a Venezuela.

Esta actitud “molestó mucho” a Vázquez y “bastante” al canciller, según informó Nin Novoa al Parlamento. “El presidente se lo dijo clara y rotundamente: Uruguay va a cumplir con la normativa y va a llamar al cambio de la presidencia” del Mercosur, enfatizó.

En todo momento, Nin Novoa dejó en claro que Uruguay entiende que “Venezuela es el legítimo ocupante de la presidencia pro tempore y, por lo tanto, cuando convoque a una reunión el gobierno uruguayo asistirá”. El mensaje a los otros socios del Mercosur fue claro: “Uruguay va a estar presente. Si los otros no van, será una responsabilidad de ellos”.

El canciller también afirmó que los “socios mercosurianos”, en alusión a Brasil y Paraguay, manejan argumentos “eminentemente políticos” y tienen el objetivo de “hacer bullying a la presidencia de Venezuela”. “Lo digo con todas las letras. Se saltean lo jurídico, que es este libro que estoy mostrando, que contiene el cuerpo normativo, y aduciendo razones que no están aquí, quieren eludir, erosionar, hacer bullying a la presidencia de Venezuela. Esa es la pura verdad”, subrayó.

Nin Novoa coincidió con el diputado que lo convocó a comisión, Ope Pasquet (Partido Colorado), en que “hay que salvar al Mercosur”. En tanto, opinó que “no hay ninguna condicionante para que un país cuyo mandato ha terminado siga ejerciéndolo y no asuma la presidencia pro tempore el próximo país según el orden de rotación alfabético. Uruguay no se iba a quedar en la presidencia de ninguna manera; ateniéndonos a las normas, a los seis meses, íbamos a dejarla”.

Además, el gobierno uruguayo tomó la decisión de no participar de las reuniones que por este tema mantienen Argentina, Brasil y Paraguay. Nin señaló que el encuentro realizado en Río de Janeiro en la inauguración de los Juegos Olímpicos “fue de cóctel” y “no se resolvió absolutamente nada”. Para el canciller, lo “grave” fue el hecho de que el coordinador nacional de Brasil, el embajador (Paulo Estivallet) de Mesquita, mandató a que ningún representante de ese país concurriera a las reuniones convocadas por Venezuela.

Por otro lado, Nin Novoa le restó trascendencia a lo que implica la presidencia del Mercosur y pidió “no dar por el pito más de lo que el pito vale”. En ese marco agregó que la presidencia supone la coordinación de los grupos de trabajo “y poca cosa más”.

Asimismo, el canciller afirmó que esta polémica por el traspaso de la presidencia del Mercosur “no se puede volver a repetir en diciembre, cuando Venezuela tenga que pasarla a Argentina”. “En esa oportunidad, Uruguay tendrá la autoridad moral para exigir lo que dio en el momento que tenía que dar”, acotó en referencia a la presidencia del bloque.

“No castigar”.

Paraguay pidió al resto de los fundadores del Mercosur que se proceda a realizar una “revisión jurídica” del protocolo de adhesión de Venezuela al bloque debido al incumplimiento del país caribeño de la normativa contenida en ese compromiso. Por su parte, el gobierno de Brasil sostuvo que el Mercosur deberá decidir las “medidas jurídicas” aplicables a Venezuela.

La posición de Uruguay es otra. La idea del gobierno de Vázquez es “no aplicar el castigo”, sino buscar vías de colaboración con Venezuela, en especial, cuando no hay ninguna sanción prevista en el protocolo en caso de no cumplimiento. “¿Para qué vamos a estar inventando, buscando atajos políticos para saltearnos lo jurídico?”, preguntó el canciller en su comparecencia al Parlamento.

“No vamos a tomar ninguna decisión de sancionar a Venezuela; creemos que no están dadas las condiciones para aplicar la carta democrática. (…) El día que nos digan que cerraron la Asamblea Nacional, para nosotros, va a ser una ruptura democrática, mientras solo lo anuncien no lo es”, finalizó.

Diputado del Frente denunció “chantaje deleznable” de Brasil.

El presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de Diputados, el socialista Roberto Chiazzaro, condenó el comportamiento “lamentable” de la Cancillería brasileña encabezada por José Serra. “Venir a chantajear a Uruguay es algo totalmente deleznable. Me parece bien que el señor ministro diga públicamente que Uruguay no se sujeta a chantajes”, sostuvo Chiazzaro en la sesión del miércoles 10, durante la comparecencia del canciller Rodolfo Nin Novoa en esa comisión.

Además, el diputado elogió el trabajo realizado por la Cancillería, que calificó de “intachable”. “De todo lo dicho acá, una de las frases que más me gustó fue una que señaló el ministro en el sentido de que se buscan atajos políticos para no cumplir con lo jurídico. Creo que esa es la realidad que se trasmite acá. Hay interés de países de la región en que el gobierno venezolano caiga. Es claro”, subrayó.

Por su parte, el colorado Ope Pasquet — encargado de convocar a Nin Novoa — también elogió “la dignidad del gobierno uruguayo en cuanto a no ceder frente a lo que fue, evidentemente, una presión de Brasil”. Por lo que concluyó: “Creo que actuó correctamente”.

Sin embargo, Pasquet cuestionó el hecho de que la Cancillería entienda que no hay ruptura del orden democrático en Venezuela. “Dejo constancia de que discrepo con la interpretación del ministerio en el sentido de que no hay méritos para entender que está configurada la ruptura democrática. ¡Vaya si los hay!”, exclamó.

El nacionalista Daniel Peña también discrepó con la Cancillería. “En cuanto a la aplicación de lo jurídico, discrepamos, pues estamos hablando de que Venezuela es un país que mantiene presos políticos”, afirmó. Asimismo, el senador Pablo Mieres (Partido Independiente) afirmó, en la Comisión de Asuntos Internaciones, que frente a la situación política venezolana “están dadas todas las condiciones para que se aplique la cláusula democrática del Protocolo de Ushuaia”.

Respaldo del Frente a la gestión de la cancillería.

La Mesa Política del Frente Amplio aprobó el pasado viernes una resolución de respaldo a la política del canciller Rodolfo Nin Novoa por la voluntad de entregar la presidencia temporal del Mercosur a Venezuela. Además, la coalición reafirmó “el compromiso irrestricto” con los espacios de integración regional y manifestó su confianza de que el gobierno encuentre la forma de “salvaguardar el Mercosur como herramienta estratégica latinoamericana”. La declaración fue aprobada por unanimidad.

No Viomundo

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Comentários com links NÃO serão aceitos.

Os comentários são de total responsabilidade de seus autores e não representam necessariamente a opinião do blog

Comentários anônimos NÃO serão publicados, como também não serão tolerados spams, insultos, discriminação, difamação ou ataques pessoais a quem quer que seja.

É vetada a inserção de comentários que violem a lei, a moral e os bons costumes ou violem direitos de terceiros. O blog poderá retirar, sem prévia notificação, comentários postados que não respeitem os criterios impostos neste aviso ou que estejam fora do tema proposto.